Inicio
Blog
Descargar la aplicación
17 min
Esguinces de tobillo: tipos, causas y tratamientos más indicados
Esguinces de tobillo: tipos, causas y tratamientos más indicados
Kim Van Deventer
Jul 6, 2022
Si hace poco que te has hecho un esguince en el tobillo, querrás saber cuánto tardarás en recuperarte y cómo evitar que te vuelva a pasar. En este artículo te lo explicamos todo.

Los esguinces de tobillo son las lesiones deportivas más comunes. Por lo general, responden bien a los tratamientos conservadores, pero los esguinces pueden acarrear problemas a largo plazo si no se curan correctamente.

Además, los estudios confirman que las probabilidades de sufrir otro esguince de tobillo se multiplican por 3,5 en las personas que ya han estado aquejadas antes de esta lesión frente a las que nunca la han sufrido.

Por tanto, las dos cosas más importantes que puedes hacer si tienes un esguince de tobillo son:

  • Obtener un diagnóstico exacto, y
  • Empezar con el tratamiento correcto lo antes posible.

Un fisioterapeuta o médico deportivo podrán valorar y diagnosticar la lesión, y sabrán decirte qué tratamiento necesitas.

Repaso rápido de la anatomía del tobillo

Para entender los distintos tipos de esguinces de tobillo, antes conviene saber identificar las partes del tobillo a las que afecta esta lesión.

Anatomía de la articulación del tobillo: huesos

Los huesos del tobillo

La articulación del tobillo está formada por tres huesos:

  • La tibia: es el hueso grande en el centro de la parte baja de la pierna (espinilla)
  • El peroné: es el hueso largo y fino que recorre la cara exterior de la parte baja de la pierna
  • El astrágalo: es el hueso pequeño del tobillo que está encima del hueso del talón (calcáneo) y debajo de la tibia

Los ligamentos del tobillo

Los ligamentos son bandas de tejido blando que unen los huesos y proporcionan estabilidad a las articulaciones. Hay varios ligamentos que estabilizan el tobillo por la cara interna y externa, y por la parte superior. Los ligamentos unen los huesos.

Los ligamentos del tobillo se lesionan por el sobresfuerzo de un estiramiento excesivo o por un desgarro. El tipo de lesiones por esguince del tobillo depende de los ligamentos que se vean afectados.

Ligamentos en un esguince de tobillo

El cartílago del tobillo

La articulación del tobillo está recubierta por cartílago, un tejido elástico que ayuda a que los huesos se muevan y friccionen con suavidad unos contra otros. También actúa como estructura de soporte para proteger la articulación del tobillo ante un impacto.

Músculos y tendones

Los tendones conectan los músculos de la parte baja de la pierna con el pie por toda la zona de la articulación del tobillo. Sujetan los ligamentos y estabilizan la articulación del tobillo. Hay varios tendones que recorren la cara anterior y posterior, y los laterales de la articulación del tobillo. Ayudan a estabilizar.

Varios tendones rodean la articulación del tobillo para aportar estabilidad.

Muchos tipos de esguinces de tobillo

Esguince lateral de tobillo

¿Qué es un esguince lateral de tobillo?

Un esguince lateral (externo) de tobillo es el tipo más común de lesión y supone el 85 % de todos los esguinces de tobillo.

Afecta a los ligamentos laterales (externos) del tobillo. Estos ligamentos evitan que el tobillo gire demasiado hacia dentro.

¿Qué ocasiona un esguince lateral de tobillo?

Los esguinces laterales de tobillo aparecen ante una rotación interna (inversión) extrema del tobillo.

Son lesiones comunes en deportes en los que hay que realizar cambios rápidos de dirección, como el baloncesto, tenis y fútbol. Y también pueden producirse al caminar o correr por terreno desnivelado.

Los ligamentos laterales del tobillo son:

  • Ligamento peroneo astragalino anterior (ATFL)
  • Ligamento peroneo astragalino posterior (PTFL)
  • Ligamento peroneo calcáneo (CFL)
Tipos de esguinces de tobillo

Esguince medial de tobillo

¿Qué es un esguince medial de tobillo?

Un esguince medial (interno) de tobillo es un tipo menos común de esta lesión. Afecta a los ligamentos de la cara interna del tobillo.

Estos ligamentos forman una estructura interconectada llamada el ligamento deltoideo. Este ligamento evita que el tobillo gire demasiado hacia fuera (eversión).

Los esguinces mediales de tobillo son menos comunes que los laterales, ya que para que se produzca un desgarro en los ligamentos deltoideos el impacto debe implicar una fuerza considerable. Las razones son las siguientes:

  • Los ligamentos deltoideos son más robustos y gruesos que los laterales.
  • El peroné los protege de un sobresfuerzo por estiramiento excesivo al bloquear el tobillo evitando que gire demasiado hacia fuera. Por esta razón, rara vez estos ligamentos se ven expuestos a un sobresfuerzo.

Sin embargo, los esguinces mediales de tobillo suelen ser bastante importantes y aparecen junto con otras lesiones, como rotura de los tendones peroneos o un esguince alto de tobillo.

¿Cuáles son las causas?

Un esguince medial de tobillo se produce cuando el tobillo gira demasiado hacia fuera o al aplicarse una fuerza intensa en el tobillo que ocasiona la misma respuesta de rotación exterior. Por ejemplo, cuando alguien cae sobre el tobillo al saltar en un partido de rugby o durante una entrada en fútbol.

Los ligamentos mediales (deltoides) del tobillo son:

  • Ligamento tibio astragalino (TTL)
  • Ligamento tibio calcáneo (TCL)
  • Ligamento tibio navicular (TNL)

Los esguinces mediales de tobillo se producen cuando el pie se gira hacia fuera, como cuando alguien pisa en el lado exterior del tobillo. Se puede ver ilustrado en esta imagen:

Los esguinces mediales de tobillo se producen cuando el pie se gira hacia fuera, como cuando alguien pisa en el lado exterior del tobillo.

Esguince alto de tobillo (lesión de la sindesmosis)

¿Qué es un esguince alto de tobillo?

Un esguince alto de tobillo es un desgarro o sobresfuerzo por estiramiento excesivo de los ligamientos que conectan los dos huesos de la parte baja de la pierna (tibia y peroné) justo por encima de la articulación del tobillo. Esta articulación entre los dos huesos recibe el nombre de sindesmosis.

Un esguince alto de tobillo también se denomina lesión de la sindesmosis. Y los ligamentos, los ligamentos de la sindesmosis.

¿Qué ocasiona un esguince alto de tobillo?

Un esguince alto de tobillo se produce cuando el pie se flexiona con los dedos apuntando hacia arriba (dorsiflexión) y se gira hacia dentro o fuera con mucha rapidez y fuerza extrema.

Suele ocasionarse por un choque o una rotación o giro repentinos, o movimientos instantáneos al correr, saltar o esquiar.

Debido a las fuerzas de alto impacto que hay tras esta lesión, los esguinces altos de tobillo rara vez aparecen solos. Suelen acompañarse de otros esguinces, fracturas o luxaciones del tobillo.

Comparados con los esguinces mediales y laterales, necesitan mucho más tiempo de recuperación, control del tratamiento y valoración por parte de un especialista.

Por tanto, en este artículo, nos centraremos solo en los esguinces mediales y laterales de tobillo.

Los ligamentos altos (sindesmosis) del tobillo son:

  • Ligamentos tibioperoneo anterior y posterior-inferior (AIFTFL y PIFTFL)
  • Ligamento tibioperoneo transverso (TTFL)
  • Ligamento tibioperoneo transverso
  • Ligamento intraóseo

Los esguinces no solo lesionan los ligamentos

Cuando te haces un esguince en el tobillo, los ligamentos no son las únicas estructuras lesionadas. Con frecuencia, se produce un desgarro o tirón en los músculos o tendones que rodean el tobillo. Y a veces también hay contusiones o se astillan el cartílago y el hueso.

Todo esto afecta al grado de tu lesión y al tiempo de recuperación.

Síntomas del esguince de tobillo y grados de la lesión

Síntomas del esguince de tobillo

Los síntomas más comunes de un esguince de tobillo son:

  • Dolor, sobre todo al aplicar peso en el tobillo o moverlo en alguna dirección
  • Inflamación
  • Hematoma o moratón
  • Dolor con la palpación
  • Rigidez del tobillo o movimiento limitado
  • Inestabilidad del tobillo (sensación de que el tobillo puede caerse al apoyarlo)

Por lo general, empezarás a notar estos síntomas justo después lesionarte. Aunque algunos pueden tardar unas horas o incluso días en aparecer. También variarán según el grado del esguince.

Grados de esguince de tobillo

Normalmente, los esguinces de tobillo son lesiones en los ligamentos que van de menos a más graves. Por ejemplo:

Grados de esguince de tobillo

Según las lesiones de los ligamentos:
1
Grado I
Desgarro del ligamento muy leve o inexistente
2
Grado II
Desgarro parcial del ligamento
3
Grado III
Desgarro completo del ligamento

Los tratamientos y tiempos de recuperación suelen depender de estos grados, pero no siempre reflejan con exactitud el alcance de la lesión.

El problema de este sistema de clasificación por grados

Este sistema tradicional de clasificación por grados se aplica a las lesiones de los ligamentos. Pero no tiene en cuenta otras lesiones del tobillo que también podrían haberse producido.

Por ejemplo, podrías tener un desgarro del ligamento deltoideo (Grado III) pero también haberte fracturado el peroné. O tener un desgarro parcial de un ligamento lateral (Grado II) y otra lesión en el cartílago del tobillo.

En estas situaciones, cada lesión debe evaluarse por separado. Y tu plan de tratamiento y tiempo de recuperación serán distintos al de otra persona que solo tenga un esguince aislado en el ligamento del tobillo de Grado II o III.

Una fórmula mejor para clasificar una lesión

Un sistema de clasificación debería de ser inclusivo. Debe diferenciar las lesiones por esguinces de tobillo como leves, moderadas o graves teniendo en cuenta todas las estructuras afectadas. Y no solo los ligamentos. Por ejemplo:

  • Un esguince leve: no hay daños en el cartílago ni en el hueso, solo un desgarro del ligamento de Grado I. También podrías haber sufrido un tirón en un músculo.
  • Un esguince moderado: se aprecian contusiones en el cartílago o el hueso, con un desgarro del ligamento de Grado II. Puedes haberte desgarrado un músculo, pero los tendones están intactos.
  • Un esguince grave: daño en el cartílago y contusiones óseas importantes, a veces incluso una fractura, con un desgarro del ligamento de Grado II o III. También podrías haberte desgarrado un tendón.

Como ves, este sistema de clasificación describe mejor el alcance de la lesión, y contribuye de forma más efectiva a tu plan de tratamiento. También te permite establecer objetivos realistas con estimaciones precisas para el tiempo de recuperación.

Tiempos de recuperación para los esguinces de tobillo

El tiempo de recuperación dependerá mucho de tus circunstancias individuales según el tipo y la gravedad del esguince. Estos son algunos tiempos promedio que te pueden servir de orientación. Algunas personas se recuperan antes que otras.

Tiempos de recuperación para los esguinces de tobillo

Tiempos de recuperación para los esguinces de tobillo:
    • Esguinces leves: entre 2 y 6 semanas
    • Esguinces graves: 6 meses o más
    • Esguinces moderados: entre 8 y 16 semanas

Las lesiones que pueden prolongar tu recuperación incluyen:

  • Lesiones del tendón
  • Lesiones del cartílago
  • Fracturas óseas
  • Contusiones óseas (pueden ocasionar dolor persistente y rigidez durante mucho tiempo)

Si te has lesionado alguna de estas estructuras, tendrás que tenerlas en cuenta para tu plan de tratamiento.

Tratamientos para los esguinces de tobillo

El mejor tratamiento para los esguinces de tobillo depende siempre de tu lesión. Pero hay algunas pautas que se ha confirmado que contribuyen a la recuperación, independientemente del tipo de lesión. Se incluyen:

Reposo relativo

Se trata de evitar las actividades que empeoran los síntomas del esguince y en su defecto empezar primero con movimientos suaves del tobillo. Se contribuye a reducir la rigidez e inflamación del tobillo, lo que favorece la recuperación y evita nuevas lesiones.

PRICE (Protección, Reposo, HIelo, Compresión y Elevación)

PRICE es un protocolo de tratamiento estándar utilizado para los esguinces de tobillo y otras lesiones importantes.

Aunque las evidencias sobre sus beneficios son contradictorias, el principal objetivo del protocolo PRICE es reducir el dolor y la inflamación en los primeros días tras sufrir el esguince.

Infórmate mejor sobre el método PRICE

Las tobilleras o los vendajes también suelen usarse para los esguinces de tobillo. Ayudan a sujetar la articulación del tobillo y alivian la presión de los ligamentos lesionados durante la recuperación.

Las tobilleras y los vendajes suelen ser más recomendables que enyesar el tobillo, porque permiten movimientos suaves.

Aunque no hay consenso sobre el tipo más indicado, la opinión generalizada es que las tobilleras semirrígidas son más efectivas como medio de soporte ante un esguince de tobillo.

Si te cuesta decidirte por un tipo de soporte, hemos repasado aquí las ventajas de las diferentes tobilleras y cómo usarlas junto con nuestro plan de rehabilitación para los esguinces de tobillo.

Ejercicios para los esguinces de tobillo

Los estudios sugieren que debes empezar con los ejercicios tan pronto como sea posible tras sufrir un esguince de tobillo. Pero deben ser adecuados para tu tipo de lesión y la fase de recuperación en la que te encuentres. Así se acelerará el proceso, se mejorará la funcionalidad de la zona y evitarás volver a lesionarte.

El mejor programa de rehabilitación para el esguince de tobillo

El mejor programa de rehabilitación para el esguince de tobillo incluye una serie de ejercicios y es progresivo. Es decir, la dificultad aumenta conforme se va recuperando el tobillo.

Los principales tipos de ejercicios que debes incluir en el programa son:

El mejor programa de rehabilitación para un esguince de tobillo

Los principales tipos de ejercicios que debes incluir en el programa son:
1
Ejercicios de fuerza
Para el pie, tobillo, pierna y core.
2
Flexibilidad y rango de movimiento de la articulación
Ejercicios para todo el cuerpo.
3
Propiocepción
Ejercicios de coordinación y equilibrio.

Objetivos

El objetivo de la rehabilitación es retomar tus actividades normales sin dolor ni riesgo de volver a lesionarte. Pero es importante tomárselo con calma.

Lo mejor es establecer objetivos en los que trabajar antes de avanzar hasta el siguiente nivel del programa de ejercicios.

Progresar demasiado rápido solo hará que pases por alto fases importantes de la recuperación, por lo que tendrás contratiempos o la lesión reaparecerá.

El programa para esguinces de tobillo de la aplicación Exakt Health te ofrece los ejercicios y el asesoramiento que necesitas para recuperarte de esta lesión. Te sugiere los objetivos que debes alcanzar antes de continuar con los siguientes ejercicios y también incluye un programa que ayuda a prevenir lesiones de repetición.

Icono de esguince de tobillo
Plan de tratamiento para los esguinces de tobillo
Descargar la aplicación
Hombre echando un vistazo a la aplicación Exakt Health

Movilización manual

Si no alcanzas los objetivos previstos con los ejercicios para los esguinces de tobillo, la movilización de las articulaciones puede ayudarte a avanzar más rápido.

Son movimientos pequeños aplicados (normalmente por un fisioterapeuta) en las articulaciones del tobillo que simulan su movimiento natural. Ayudan a que las articulaciones se muevan mejor y aumentan el rango de movimiento del tobillo.

Los estudios demuestran que movilizar la articulación del tobillo ayuda a aliviar el dolor, reducir la rigidez y mejorar la funcionalidad cuando se sufre un esguince. Pero estos efectos suelen ser de corta duración.

Si quieres obtener más beneficios, los estudios recomiendan combinar la movilización de la articulación con ejercicios.

Si el tobillo lesionado sigue rígido, la movilización manual puede ayudar.

El mejor tratamiento para los esguinces de tobillo

De todos los tratamientos descritos anteriormente, las evidencias sugieren que el método más efectivo de tratamiento es empezar pronto con ejercicios progresivos para el tobillo lesionado y usar una tobillera.

¿Qué debes evitar si te estás recuperando de un esguince de tobillo?

Medicamentos antiinflamatorios

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) a menudo se usan para los esguinces de tobillo porque ayudan a disminuir el dolor y la inflamación.

Evita medicamentos antiinflamatorios

Pero hay pocas evidencias concluyentes sobre sus beneficios para tratar esta lesión. De hecho, algunos estudios han revelado que pueden retrasar la recuperación. En definitiva, si puedes, lo mejor es no tomarlos.

Si te interesa conocer mejor cómo los AINE afectan a la recuperación, aquí lo hemos estudiado más detenidamente.

Conclusión

Esperamos que este artículo te haya servido para entender mejor el esguince de tobillo y la mejor forma de tratarlo y prevenirlo.

Ahora solo tienes que empezar con el plan.

Si no sabes por dónde empezar con los ejercicios para los esguinces de tobillo o cómo progresar, nuestra aplicación está diseñada por fisioterapeutas expertos que te guían y ayudan durante todo el proceso de rehabilitación. Con ella, es más fácil que nunca cumplir el plan de rehabilitación para tu lesión.

Te deseamos una pronta y perfecta recuperación.

Kim Van Deventer
Kim Van Deventer es una escritora independiente de temas sanitarios y estratega de contenidos digitales para empresas sanitarias y agencias de contenidos médicos. Ha trabajado como fisioterapeuta durante más de 14 años, especializándose en la rehabilitación de lesiones deportivas, el tratamiento del dolor crónico y la salud de la mujer. Kim combina su experiencia clínica y sus conocimientos de marketing digital para crear contenidos relevantes y útiles que mejoren la vida de los pacientes.
Más sobre esguinces de tobillos
Icono de esguince de tobillo
Plan de tratamiento para la lesión por esguince de tobillo
Descargar la aplicación Exakt Health
Mujer echando un vistazo a la aplicación Exakt Health mientras entrena
Más sobre esguinces de tobillos
  • Tobilleras: ¿Hay alguna mejor que otra?
    Kim Van Deventer
    Jun 5, 2022
exakt health logo
  • instagram logo
  • facebook logo
  • linkedin logo
  • youtube logo
Copyright © 2022 Exakt Health