Inicio
Blog
Descargar la aplicación
9 min
Otras afecciones con síntomas similares a la fascitis plantar
dolor de fascitis plantar
Maryke Louw
Maryke Louw
Aug 9, 2021
El dolor de pie se suele diagnosticar incorrectamente como fascitis plantar cuando, en realidad, es algo completamente diferente. Tener el diagnóstico adecuado es crucial para asegurar el éxito del tratamiento. Para saber cuáles son los síntomas de la fascitis plantar y diferenciarlas de afecciones con síntomas similares, sigue leyendo.

¿Cómo se siente la fascitis plantar?

El dolor de la fascitis plantar se siente en la unión media al hueso del talón

Puede haber por fascitis plantar dolor y rigidez en la parte interna del arco del pie, cerca del hueso del talón. Puede que también notes hinchazón o un poco de inflamación en esa zona específica. El dolor suele empeorar por la mañana o cuando te levantas después de haber pasado mucho tiempo sentado/a. Puede que caminar un poco te ayude a sentirte algo mejor, pero que empeore el dolor si caminas o corres mucho. Pasar mucho tiempo de pie también puede hacer que tengas una recaída.

¿Puede surgir por fascitis plantar dolor en los músculos de la pantorrilla?

Sí, la fascitis plantar causa dolor, especialmente si la has tenido desde hace tiempo. La fascitis plantar puede causar que los músculos de tu pantorrilla se tensen y te duelan. Hacer estiramientos suaves o darte un masaje en la pantorrilla puede proporcionar un alivio temporal, pero solo te dejará de doler si tratas la fascitis plantar. Sin embargo, esto solamente ocurre si el dolor de pie es el que surgió primero. Si tu dolor empezó en la pantorrilla y esto provocó que te empezase a doler el talón, entonces podría no ser fascitis plantar y es más probable que sea un dolor referido de tu pantorrilla que «pretende» ser una fascitis plantar. En este caso, tu fisioterapeuta debería buscar cuál es la causa por la cual te duele la pantorrilla para garantizar una rápida recuperación.

¿Puede surgir por fascitis plantar dolor de tobillo, rodilla o espalda?

Sí, por supuesto. Es normal adaptar la forma de caminar cuando te duele el pie. Este modo de andar alterado puede causar tensión en los músculos, ligamentos o articulaciones del resto de la pierna y hacer que te duelan, y esta es una de las razones por las que es importante no ignorar el dolor y seguir entrenando. La misma norma que explicamos en la sección anterior se aplica aquí: si tu dolor empezó en una zona más alta del cuerpo y luego provocó que te duela el pie, es muy probable que no sea una fascitis plantar sino un dolor referido de otra parte del cuerpo. Esto significa que, en vez de centrarte en un tratamiento para el pie, deberás encontrar cuál es la parte que refiere dicho dolor al pie y tratarla. Hablaremos más al respecto en las secciones posteriores, pero la app de Exakt Health contiene un plan de tratamiento para la fascitis plantar que empieza con ejercicios sencillos y de baja carga que se van intensificando a medida que te recuperas.

Plantar fasciitis icon
Inicie tu recuperación con nuestros planes
Descargar la aplicación
Woman looking at the Exkat Health app while training

¿Puede haber por fascitis plantar inflamación en el tobillo?

No. La inflamación de la fascitis plantar solo se localiza en la zona interna del arco, cerca del hueso del talón. La inflamación alrededor del tobillo puede proceder de la articulación del tobillo o de cualquiera de los tendones que lo atraviesan. El tendón del tibial posterior, por otro lado, puede causar que la parte interna del tobillo se inflame y te duela cuando la lesión está cerca del punto en que el tendón se une bajo el pie.

¿Puede haber por fascitis plantar inflamación en el empeine?

No, para nada. Una inflamación en el empeine vendrá probablemente de las pequeñas articulaciones del pie, los huesos (fracturas por sobrecarga) o los tendones (tenosinovitis) de la parte alta de tu pie.

¿Cuáles son las afecciones que se suelen confundir con la fascitis plantar?

Los espolones calcáneos no causan dolor y tampoco provocan la fascitis plantar

Fascitis plantar o espolón calcáneo

Es importante entender que los espolones calcáneos no causan dolor y que, solo por tener uno, no significa que vayas a necesitar una cirugía automáticamente. Puede que tu médico/a ya te haya hecho una radiografía del pie, haya identificado un espolón en el hueso de tu talón y te haya indicado que es la razón por la que tienes dolor. Esto puede ser bastante convincente, porque este trozo de hueso en punta está justo en la zona que te duele, pero algunos estudios recientes han demostrado que esto no es así. Algunos estudios han demostrado que hay mucha, mucha gente que puede andar con espolones de talón sin dolor. Además, si tienes un espolón calcáneo en un pie, es muy probable que también lo tengas en el otro (el que no te duele), y las personas con espolones de talón pueden recuperarse por completo de la fascitis plantar pese a la presencia de los espolones. Trata de no preocuparte, pues tu pie se recuperará si sigues el plan de tratamiento correcto.

Fascitis plantar o fractura por sobrecarga

Las fracturas por sobrecarga en el calcáneo (el hueso del talón) causan un dolor que puede confundirse fácilmente con la fascitis plantar. Los/as atletas de resistencia que apoyan el talón al correr de manera pronunciada o los/as reclutas militares tienden a desarrollar fracturas por sobrecarga en los talones. Sin embargo, si tienes una baja densidad ósea (osteoporosis), puedes desarrollarla sin necesidad de hacer ningún deporte. ¿Cómo puedes decidir si tu dolor se parece más al de una fascitis plantar o al de una fractura por sobrecarga? Cuando tienes una fractura por sobrecarga en el talón, normalmente resulta más doloroso apretar a los lados del hueso del talón, lo cual no ocurre cuando tienes una fascitis plantar. No obstante, la única manera adecuada de diagnosticar una fractura por sobrecarga es con una resonancia magnética, ya que las radiografías tampoco la reflejan.

Fascitis plantar o tendinitis de Aquiles

La fascia plantar va desde el hueso del talón hasta los dedos del pie y previene que el arco se colapse cuando estás en posición vertical. El tendón de Aquiles va desde los músculos de la pantorrilla y se une a la parte trasera del talón

Reconocer dónde te duele es importante para diferenciar entre una fascitis plantar y una tendinitis de Aquiles. Si tu dolor está en el tendón de Aquiles o en el punto donde este se une a la parte trasera del hueso del talón, entonces probablemente sea una tendinitis de Aquiles y seguro que no sea una fascitis plantar. Si te duele en la parte baja del pie, cerca de la parte interna del hueso del talón, es probable que sea una fascitis plantar y seguro que no es una tendinitis de Aquiles.

Fascitis plantar versus síndrome del túnel tarsal

Estos dos tipos de lesiones se suelen confundir porque el dolor puede estar en un punto muy similar en ambos casos. El síndrome del túnel tarsal es causado por una compresión o irritación del nervio tibial que va cerca de la parte interna del tobillo. El nervio se divide en múltiples ramas pequeñas que van a diferentes partes del pie, y cuando alguien lo tiene, se suele describir el dolor como una sensación de dolor intermitente y de punzadas afiladas (como descargas eléctricas), alfileres y agujas, zumbidos o picor, lo cual normalmente indica que hay un nervio irritado.

Por otro lado, el dolor de la fascitis plantar se suele describir como una combinación de tensión, dolor permanente o un dolor muy punzante. Cuando tienes el síndrome del túnel tarsal, el dolor que sientes también puede ser en más zonas de debajo del pie o incluso cerca del hueso en la parte interna del tobillo, en lugar de sentirlo en la parte externa del talón. Además, puedes tener las dos afecciones al mismo tiempo.

Síndrome de la grasa plantar versus fascitis plantar

Todo el mundo tiene tejidos grasos bajo el talón que protegen el hueso del talón al andar, pero a veces este tejido graso puede sufrir contusiones o reducciones (atrofia), lo cual puede causar dolor bajo el talón. Cuando tienes el síndrome de la grasa plantar, suele dolerte al apretar fuerte en la zona media del talón, mientras que si tienes fascitis plantar suele dolerte más si aprietas en la zona cercana al borde interno, donde la fascia plantar se une.

Puedes encontrar la diferencia entre la fascia plantar y el dolor de tejido graso del talón al palpar el talón.

Además, si aprietas en la parte lateral baja del hueso del talón y te duele es porque tienes síndrome de la grasa plantar, mientras que si no te duele es que tienes fascitis plantar. La única manera de diferenciarlas es con una ecografía o una resonancia magnética. Sin embargo, es habitual encontrar a gente con fascitis plantar que también tenga un tejido graso más delgado.

Dolor derivado de la zona lumbar

La zona lumbar también puede derivar dolor a tu pie, y tu fisioterapeuta o médico/a te puede ayudar a averiguar si es el caso con la prueba del desplome. Esta se puede hacer fácilmente en la clínica, y estudia si el nervio ciático puede bajar libremente. Como puedes ver, hay varias afecciones que pueden causar dolor en la parte baja del pie y se pueden confundir fácilmente con una fascitis plantar, por lo que es importante que un/a médico/a clínico/a con experiencia te dé un diagnóstico.

Las lumbares pueden enviar señales de dolor al pie, y esto puede sentirse de manera similar a la fascitis plantar.
Plantar fasciitis icon
Inicie tu recuperación con nuestros planes
Descargar la aplicación
Woman looking at Exakt Health app
Maryke Louw
Maryke Louw
Lead Physiotherapist at Exakt Health. Injury treatment doesn't have to be complicated - your body just needs the right combination of rest and exercise to allow it to heal. I love all sports but much prefer to exercise outside and off-road.
Más sobre la fascitis plantar
Más sobre la fascitis plantar
exakt health logo
  • instagram logo
  • facebook logo
  • linkedin logo
  • youtube logo
Copyright © 2022 Exakt Health